Oraciones de sanación

Oraciones de sanación
4.3 (85%) 8 votos

Sin dudas el dolor, el sufrimiento, la agonía, son sensaciones que ningún hombre quiere vivir, nadie quiere pasar por tales tormentos. En ellas es donde el Señor realizó sus mayores obras, dejando a todo aquel que lo invocada de corazón sano y sano completamente.

Bartimeo gritó el nombre del “Hijo de David” tan fuerte y con todo el corazón, por ello Cristo no dudo en curarlo, no a medias, sino completamente. Así mismo sucedió con el centurión romano, Jairo, la suegra de Pedro su apóstol y todos los demás que acudieron a él, quedando completamente sanos gracias al poder del Altísimo.

El Altísimo es un ser repleto de toda clase de facultades, y entre ellas se encuentra la de sanar. Así como ha alejado las enfermedades y el mal de muchas personas, puede ayudarte a salir de las dificultades.

Oraciones de sanación disponibles

Enseguida te presentamos las oraciones de sanación con las que actualmente cuenta este portal. Puedes acceder a cada una de ellas simplemente haciendo clic o tocando la imagen respectiva (dependiendo del dispositivo desde el que estés viendo esta página).

Lista de reproducción en YouTube

¿Prefieres una oración en vídeo o en texto? Si prefieres consumir videos y audios en lugar de leer los textos de las oraciones, entonces enseguida te dejamos nuestra lista de reproducción de YouTube con todos los contenidos del portal, pero en formato vídeo. Esperamos que los disfrutes 😉

¿Qué es la sanación corporal?

sanar el cuerpo

Es el padecimiento que aqueja al cuerpo, en toda su extensión. Un dolor no es nada agradable y menos una incapacidad, pero es de suma importancia tener en cuenta que cualquier aquejo está muy por debajo del poder del Salvador.

Para citar un ejemplo, cuando un grupo de hombres querían colocar a su hermano y familiar delante de Jesús, para que el Salvador lo sanara, no pudieron, debido a la muchedumbre del momento. Este hombre era paralitico y era imposible entre tanta multitud colocarlo delante del Hijo de David, tanta era la fe que estos hombre tenían en el Cordero de Dios, que no dudaron en postrárselo como fuera y aquí fue cuando en medio de una habitación lo descendieron desde el techo roto ante él y así Cristo permitió que este hombre saliera caminando.

Hoy en día, más de dos mil años después, no existe cura para la parálisis, por más avanzada que esté la ciencia. Sin embargo esto no demostró un desafío para el Rey de Reyes.

Otro ejemplo a citar, de un de las enfermedades que hoy deja muchas secuelas y es de difícil tratamiento, es la lepra y es que Jesús sanó  un inmenso número de leprosos, que por esos días abundaban en toda Judea. Citamos sólo alguno de sus casos, un grupo de hombre a quienes él mandó a ir y en su camino quedaron sanos, donde sólo uno se devolvió a darle las gracias.

También ocurre en caso de Naamán, muchos años antes del nacimiento del Salvador, donde el profeta Eliseo le indico que se bañara en el Río Jordán y a pesar que este era un incrédulo, cumplió lo dicho por este milagroso hombre y quedó sano, dando una vez más testimonio que el poder del Altísimo está sobre todas las cosas, entre ellas las enfermedades.

¿Qué es la sanación espiritual?

momento de orar

El alma es la parte más íntima, más central de cada ser y es por esto que tenerla llena de alegría, de paz y de amor, es fundamental para estar en plena comunión con el Señor. Sin embargo los malos hábitos, el odio y demás comportamientos y sentimientos negativos, hacen que esta gracia se aparte más y más.

El alma debe estar sana y no corrompida, pero Dios es tan enormemente poderoso, que puede volcar corazones duros en los más humildes y sencillos, como por ejemplo, el caso de su apóstol Pablo, que si bien nunca conoció a Cristo mientras este predicaba, lo llevaba en su corazón. Dios mismo le dio el don de la revelación y paso de ser uno de los más feroces perseguidores de los cristianos a convertirse en uno de ellos, recorriendo gran parte de lo que hoy es Italia, Grecia, Turquía, entre otras naciones, dando testimonio del amor de Dios y finalmente dando su vida por ello.

Zaqueo es otro de los personajes que dejó que el Espíritu Santo hiciera su obra en él.  Zaqueo acostumbrado a robar y cobrar de más, fue tocado por el Señor cuando este predicaba, Jesús lo hizo bajar del árbol donde este se habia subido y llamándolo por su nombre le dijo “Hoy me quedaré en tu casa”, desde ese momento, Zaqueo transformó su corazón y prometió dar todo lo que había robado de vuelta y multiplicado a todos a quienes daño en algún momento.

Por eso sin importar que sea maldad, odio, alcoholismo, problemas de pareja, entre otros, el poder de Dios a través de su Espíritu Santo, puede convertir esos corazones de piedra en corazones más humanos.

Sobre el momento de la oración

En el momento en que se comience orar es necesario soltar todas las cargas, sin excusa alguna. Tener en cuenta que para Dios todo es posible, pero para el hombre no. Aunque parezca que es algo descabellado, que no tiene lógica, es muy importante entregarlo de corazón, por eso mismo frases como estas, salieron de la misma boca de Jesús de Nazaret “Pedid y se os dará, pero pedid con fe”.

Tener la firme convicción de ser sano, sin importar las barreras que Dios tuviera que atravesar para lograrlo, ya anteriormente se cito solo algunos de los casos donde el señor de los ejércitos manifestó su gloria, por ello tener la plena certeza que si se cree y ora con insistencia, ese mal se irá por completo, glorificando al Creador del Universo.

sanación del espíritu

Propósito de rezar y llevar a cabo las plegarias

El propósito principal al empezar a dirigirse al Rey de Reyes, debe ser pedirle su gracia, quedar completamente libres de ese mal que tanto aqueja a la persona quien invoca el poder inmenso del Santísimo.

Por esta razón, si existe algún impedimento o traba que generaría nuevamente este malestar una vez sano, como por ejemplo, volver a las drogas si se acercan nuevamente ciertas amistades, volver a ser infiel si se acerca de nuevo a una determinada mujer, volver a fumar y esto desencadene de nuevo la enfermedad, es más que necesario alejarlo para lograr la bendición y sanación del Señor.

Dejar actuar a Cristo Jesús debe ser también el propósito principal de la oración, no poniendo los caprichos del ser humano  ante él, sino dejando que él sea quien tenga el control de la situación, ya que en las mismas escrituras aparece que el uso diferentes métodos, pero siempre sano, salvo y se glorificó ante todas las adversidades, como el Rey de Reyes que es y será, ayer, hoy, mañana y siempre.

¡Ya puedes obtener nuestra app! 🙂

Oraciones De Sanación
Oraciones De Sanación
Developer: antonio1095
Price: Free