La pequeña corona de la Santísima Virgen María

2020-05-22

how to pray the crown

Y luego, por supuesto, se transformaría, ya que cualquier sufrimiento al que dejas de resistir eventualmente se transforma. ¡Soy todo tuyo y todo lo que tengo es tuyo, oh Virgen bendita sobre todas las cosas! Sea tu alma en mí para engrandecer al Señor; que tu espíritu esté en mí para gozarme en Dios.

Década del Rosario

how to pray the crown

Mantener la calma y rezar en corona imagen Digital descargar hoja transferencia a almohadas totalizadores toallas de té arpillera No 2290

Señor Jesús, has elegido a tus sacerdotes de entre nosotros y los has enviado a proclamar tu palabra y actuar en tu nombre. Por tan gran regalo a tu Iglesia, te alabamos y te damos gracias. Te pedimos que los llenes del fuego de tu amor, para que su ministerio revele tu presencia en la Iglesia. Dado que son vasos de barro, oramos para que tu poder brille a través de su debilidad. En sus afectos, que nunca sean aplastados; en sus dudas nunca se desespere; en la tentación nunca seas destruido; y en persecución nunca abandonado.

how to pray the crown

Inspíralos a través de la oración a vivir cada día el misterio de tu muerte y resurrección. En tiempos de debilidad envíales tu Espíritu y ayúdales a alabar a tu Padre celestial y orar por los pobres pecadores. Por el mismo Espíritu Santo, pon tu palabra en sus labios y tu amor en sus corazones, para llevar buenas nuevas a los pobres y sanidad a los quebrantados de corazón. Y que el regalo de María tu madre al discípulo a quien amabas sea tu regalo para todo sacerdote. Haz que la que te formó en ella a imagen humana, los forme a tu imagen divina, por el poder de tu Espíritu, para gloria de Dios Padre.

Suscríbase hoy al cristianismo y obtenga acceso a este artículo más 60 años de archivos

Ponte, oh Virgen fiel, como un sello sobre mi corazón, para que en ti y por ti pueda ser hallado fiel a Dios. Recíbeme, oh Virgen de gracia, entre aquellos a quienes amas y enseñas, a los que guías, alimentas y proteges como a tus hijos. Concede que por amor a ti pueda despreciar todos los consuelos terrenales y aferrarme siempre a los del Cielo hasta que, por ti, Su fiel Esposa, Jesucristo tu Hijo, sea formado en mí para la gloria del Padre. Concede que por amor a ti pueda despreciar todos los consuelos terrenales y aferrarme siempre a los del Cielo hasta que, por el Espíritu Santo, tu fiel Esposo, y por ti, Su fiel Esposo, Jesucristo tu Hijo sea formado en mí para la gloria de el padre.

Inglés latín Salve, santa reina, madre de misericordia; Salve, vida nuestra, dulzura y esperanza san benito nuestra. A ti enviamos nuestros suspiros, lamentándonos y llorando en este valle de lágrimas.

  • Inglés latín Salve, santa reina, madre de misericordia; Salve, vida nuestra, dulzura y esperanza nuestra.
  • Vuelve, pues, misericordioso abogado, tus ojos misericordiosos hacia nosotros, y después de este destierro, muéstranos el fruto bendito de tu vientre Jesús.
  • A ti enviamos nuestros suspiros, lamentándonos y llorando en este valle de lágrimas.

¿Estás listo para coronarla como la reina y comandante de tu vida? oraciones poderosas Hay cinco misterios alegres, cinco tristes y cinco gloriosos.

how to pray the crown

Me encanta cómo este ritmo reconoce que la vida tiene fases alegres, dolorosas y gloriosas. También me dice que no se llega a la gloria hasta que no se ha permitido plenamente la experiencia de la alegría y la tristeza. Cuando comencé a rezar el rosario y todavía tenía algunos días realmente malos a veces, solía esperar con ansias los misterios dolorosos, porque me permitían sentarme con el dolor sin ninguna resistencia o juicio de que el dolor es malo.

Vuelve, pues, misericordioso abogado, tus ojos misericordiosos hacia nosotros, y después de este destierro, muéstranos el fruto bendito de tu vientre Jesús. Dicen que cada vez que rezamos el rosario, la Madre María es coronada con otra corona de rosas. Entonces, la coronación no se trata solo de que Dios corona a su esposa, madre e hija, sino también de que nosotros la coronamos.

Realiza un comentario