Misa De Sanación

oraciones 2019-06-18

Contenido

oraciones catolicas de sanacion

Señor Jesús, Tú viniste a este mundo y te hiciste como uno de nosotros. Gastaste las suelas de tus sandalias caminando con nosotros y reconociendo nuestras heridas, penas y enfermedades. Viste a esta pobre humanidad herida por el pecado para comprendernos y obsequiarnos tu inmensa compasión. Es por ello que, te suplico por este individuo cercano que te estoy presentando (relata aquí su nombre) Rezo a fin de que sea sostenida ahora mismo en tus brazos amorosos y le hagas sentir ese poder sanador. Recorre cada una de las fibras de su cuerpo y dala la sanación que precisa, mental, emocional, corporal y espiritual. Derrama la unción de amor del Espíritu Santurrón restaurador desde su cabeza a los pies.

Lea mas sobre aqui.

Oración De Perdón

Bienaventurado P. Pio, testigo de fe y de amor. Admiramos tu vida como fraile Capuchino, como sacerdote y como testigo fiel de Cristo. El mal marcó tu vida y te llamamos “Un crucificado sin Cruz”. Omnipotente y sempiterno Dios, eterna salud de los que creen, escúchanos en bien de tus siervos enfermos, por quienes imploramos el auxilio de tu Clemencia; para que recobrada la salud, te den en tu Iglesia ferviente acción de gracias. Recorre nuestra vida, Señor, y consuélanos en el momento en que otros nos trataban mal. Sana las lesiones de los encuentros que nos dejaron asustado, que nos hicieron entrar en nosotros mismos y alzar barreras de defensa ante la multitud.

Señor Jesús, llévate sus sentimientos de fracaso, de vergüenza, decepción, culpabilidad o timidez. Te solicitamos que los liberes de toda fuerza negativa que les mantuvo en la esclavitud y les ha apartado de vivir una vida abundante y victoriosa. “Señor, perdono a mi abuela, abuelo, tíos, tías y primos, que hayan interferido en la familia y hayan causado confusión, o que hayan enfrentado a mis padres. “Señor Jesucristo, el día de hoy deseo perdonarme por mis pecados, faltas y todo cuanto es malo en mí y todo cuanto creo que es malo.

El poder sanador de la oración es una sección integral de las enseñanzas de Jesucristo. Una de las primeras cosas que Jesús les enseñó a sus seguidores fue cómo rezar, explicándoles el enorme poder de la oración para mudar las circunstancias. Lo solicitamos en el nombre de tu Hijo Jesucristo, con la Virgen María nuestra madre, orando en la fuerza del Espíritu Santo, a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. Ten piedad Señor de los que están sin fuerza, devuelves la salud y quedaran sanos. Acudimos a ti ahora mismo en el que por la enfermedad experimentamos la fragilidad de nuestros cuerpos.

oraciones catolicas de sanacion

Regálame tu bendición a fin de que esté protegido/cuidada ante las patologías y los infortunios generados por la mente malvada de mis contrincantes. Padre mío, que andas en los cielos y me proteges de todo riesgo, sana mi alma de todo mal a fin de que cumpla mis propósitos y nunca la maldad destruya mi confort. Tú nos enseñaste el valor de querer a los demás por encima de cualquier cosa.

oraciones catolicas de sanacion

Gracias, Señor, pues esto asimismo lo estás haciendo. Hubo veces que precisé que mi madre me acunara en su pecho y me meciera y me contara cuentos infantiles como solamente sabe hacerlo una madre. Señor, hazlo en lo más profundo de mi ser.

Envíame a tu madre, María, para que me estreche en su regazo, me dé calor y me haga todo cuanto una madre hace para brindarle a su hijo ternura y seguridad. Déjame sentir su amor maternal tan conmovedor, confortante y profundo que nada ahora pueda separarme de ese amor otra vez. Señor, porque sé que en este preciso momento estoy cobijado en los brazos de tu madre y en los tuyos. Después de haber orado por la sanación de la herida, aspecto negativo de la curación, podemos pedir al Señor que llene en forma efectiva la vida nuestra de todo cuanto echábamos de menos.

  • No te solicito, Jesús, que borres esto de mi cabeza sino que lo transformes de forma que logre recordarlo sin vergüenza, con acción de gracias.

Señor Jesucristo, que para redimir a los hombres y sanar a los enfermos quisiste asumir nuestra condición humana, mira con piedad a N., que está enfermo y precisa ser curado en el cuerpo y en el espíritu. Sánalos en su cuerpo, sánalos en su corazón, sánalos en su alma. Bendícelos a todos y haz que muchos vuelvan a encontrar la salud, que su fe se expanda y se vayan abriendo a las maravillas de tu amor, para que también ellos sean presentes de tu poder y de tu compasión.

Lea mas sobre ambientadorescaseros.com aqui.

Solo debemos confiar en que la felicidad de Dios nos mantiene y nos ofrece la fuerza para sanar a través de . Un corazón afligido y con temor puede desviarnos de la mirada de Dios.

Fuiste un poderoso intercesor frente Dios en tu vida, y sigues en este momento en el cielo haciendo bien e intercediendo por . El amor te llevó a preocuparte por los enfermos, a atraer a los pecadores, a vivir intensamente el secreto de la Eucaristía y del perdón. Te pedimos que sean sanadas y liberadas por el secreto de tu presencia Real en la eucaristía. Te pedimos que nos liberes del espíritu de blasfemia que tuvieron mis ancestros y que aún me salpican a mí y a mis generaciones futuras. Libéranos de los odios, muertes, suicidios, enfermedades mentales, cualquier tipo de brujerías, magia negra, tarot, ciencias escondes, maldiciones, etc. y de todo lo que pudiese estar atado y que me estuviese produciendo un continuo sufrimiento, desesperación, depresión etcétera.

oraciones catolicas de sanacion

Lea mas sobre sueñoss.net aqui.

Cubrenos como una familia unida, acércanos a ti, Señor, y únenos con tus Manos cariñosas. Nos otorgas un corazón limpio y nos haces sentir paz. Oh amabilísima Virgen de Lourdes, Madre de Dios y Madre nuestra! Llenos de aflicción y con lágrimas fluyendo de los ojos, acudimos en las horas amargas de la patología a vuestro maternal corazón, para solicitaros que derraméis a manos repletas el tesoro de vuestras misericordias sobre . Padre nuestro, que andas en los cielos, al igual Que el sol ilumina la tierra y le da color y vida, Nos recuerda tu amor. Te lo solicitamos por intercesión de María Muy santa, tu madre, la Virgen de los Dolores, quien estaba presente, de pie, cerca de la cruz.

oraciones catolicas de sanacion

Realiza un comentario