Oración poderosa de sanación

Oraciones poderosas de sanación 2019-02-16
Califica esta oración

Oración poderosa de sanación

Entre tantas oraciones poderosas de sanación, sin duda, figura la dirigida al Arcángel San Rafael, después de todo,

es de los 7 dispuestos adelante del asiento de Dios, además de conocerse por su divina intervención curadora devolviéndole la vista a Tobit.

Esto, sin apartar que Rafael significa “El Señor sana” o “Medicina de Dios”

de ahí que es frecuentemente invocado por médicos y enfermeras.

¿Por qué rezarle al Arcángel San Rafael?

San Rafael es conocido por ser el patrono de los médicos y de los ciegos; del mismo modo,

es de los viajeros el patrón, guía de los traslados espirituales que persiguen el conocimiento y la verdad.

De acuerdo al capítulo 5 al 9 del texto de Tobías perteneciente al Antiguo Testamento,

el Arcángel fue quien ayudó a su padre Tobit a recuperarse de una ceguera creando un bálsamo con las tripas de un pescado.

es por ello que toda aquella persona que sufre de enfermedad o dolencia, acude a su llamado.

Asimismo, es un intercesor poderoso que ayuda a curar la enfermedad del cuerpo, mente

y espíritu por voluntad divina, recitando la oración siguiente, se pide por esa intención especial:

Oración a cumplir

“¡Oh guía espiritual bondadoso Arcángel San Rafael! en esta oportuna hora te invoco a ti patrón de quienes sufren afligidos de por dolencia corporal o enfermedad.

Tú, cuyo nombre significa “El Señor sana” y que con el remedio especial sanaste la ofuscación del anciano Tobit, suplico que intercedas por mí con tu socorro divino ante mi actual necesidad (mencionar la petición).

De ser la voluntad del Creador, acceder a curar mi padecimiento, o permíteme que por tu infinita gracia

tenga las fuerzas necesarias para sobrellevarla pacientemente como una ofrenda por la piedad de los pecados y el resguardo del alma.

Instrúyeme en la manera de imitar tu afán de cumplir los designios de Dios en todo momento, a unir mis pesadumbres con María

y de Jesús y encontrar en la comunión la gracia del Altísimo.

Al igual que Tobías el joven,

te escojo como acompañante en mi marcha para atravesar este valle lleno de lágrimas,

inspira cada uno de mis pasos e ilumina mi sendero hasta alcanzar al final del camino en el salvaguardo de tu constante gracia y protección del Padre.

Oh Bendito San Rafael Arcángel, auto revelado asistente divino del Asiento Dios, a mi existencia te invito para que me asistas no solo en esta dura situación de prueba, sino para que te quedes en ella para siempre.

Oh mi gran Doctor de Dios, intercede por a mi favor ante su poderosa presencia,

y de ser su voluntad, acceder a sanarme como con Tobit lo hiciste.

Poderoso San Rafael Arcángel, recurso del Todopoderoso, Medicina de Dios, Ángel de la Salud, intercede por mí ante nuestro Señor, Amén.”

Finalmente, termine la oración dirigiendo al Redentor un Padrenuestro, acompañado del Credo, Acto de Contrición

y un Gloria, oraciones cargadas de fe y con la convicción plena de que las suplicas serán atendidas por su divina misericordia.

 

Realiza un comentario