Oraciones de sanación para los enfermos

Oraciones de sanación para los enfermos
Califica esta oración

Jesús en su paso por este mundo mortal, sanó a innumerables personas. Muchos acudían a él por curiosidad, aun así eran sanados. Otros enfermos, acudían con mucha fe en el hijo de dios, entonces sanaban.

Jesús es el doctor supremo que cura cualquier aflicción, dolor físico y mal invisible. Cuando los enfermos confían en su poder sanan. El poder supremo infinito de Nuestro Señor Jesucristo es ilimitado.

Por lo tanto, no temas pedir ayuda ante cualquier enfermedad. Cuanta más fe tengas en él, más pronto sanarás. Acerca de esta afirmación quiero aclarar lo siguiente:

Muchas personas han dejado de confiar en el poder de la oración para sanar, esto porque la ciencia pelea con la fe, intentando desacreditar lo que no puede explicar. Dios es ciencia, pero va más allá del entendimiento humano. Pocas personas saber rezar con fe. Este el es problema.

Emplea éstas oraciones con todo tu corazón

Orar con la mente consciente, no con el corazón y ojos cerrados no es orar. Solo así, con el corazón y ojos cerrados se puede sentir a dios, pues lo esencial es invisible a los ojos, recuérdalo. Por lo tanto, evita rezar en vano utilizando palabras que no sientes, frases que no comprendes y que no sientes desde el corazón.

Si quieres usar la oración para rezar por un enfermo, recuerda, hacerlo creyendo en dios. Si eres el paciente que quiere sanar, reza con fe y todo va salir bien. Mientras tanto, puedes utilizar una de las oraciones de sanación para los enfermos.

oraciones de sanación para los enfermos

Oración de sanación personal

Hay momentos en los que además de querer ayudar a otros en las patologías en las que sus vidas se encuentran inmersas, también necesitamos recibir apoyo celestial para curarnos de toda clase de heridas y problemas. Pensando en ese tipo de momentos, hemos desarrollado la siguiente oración de sanación personal, para que le pidas al altísimo que te sane de todo mal que en tu cuerpo pueda haber.

Sacudo el polvo de mis sandalias, agacho mi frente para acercarme con toda humildad señor Jesús. Me encuentro padeciendo de una enfermedad y quiero sanar. Tú has sanado a miles de personas, ¿por qué no habrías de sanarme a mí?

Cuando te pienso, el temor desaparece y mi fe se agranda. Sáname Santo Padre. Tócame aunque sea con tu vestido, para que sea salvo de todo mal y enfermedad. Solo una palabra bastará para sanarme. Ayúdame.

Que tu luz bendita acceda a mi interior y elimine todo mal que se encuentre. Cada célula de mi ser, cada órgano y mi espíritu sane, pues eres el doctor universal. Sáname por favor señor Jesús, que soy agradecido contigo.

Gracias, tengo fe. Amén.

rezos y plegarias para sanar enfermedad

Las palabras de este post, en video

Rezo y plegaria para ayudar a sanar enfermos

El siguiente rezo es una suplica que puedes emplear en el proceso de ayudar a un enfermo a hallar su sanación. Hay campos que puedes reemplazar en la plegaria como nombre y apellidos, y la enfermedad, de tal forma que puedas adaptar mejor estas palabras a la situación en la que te has visto comprometido.

En tus manos señor, está la salud de mi hermano (nombre y apellidos). Quién padece de (enfermedad). Protégele y líbrale de todo mal que aqueje en su cuerpo, mente y espíritu.

Con gran fe, pido por mi hermano, pues su dolor me acecha y busco, por medio de mi fe, sea sanada su enfermedad. Jesús, te piedad de él, que su dolor aminore y que su fe crezca para que sea sanado por ti.

Agradezco tu ayuda, ¡oh señor, hijo de dios! que tu bondad infinita recubra esta habitación donde descansa mi hermano (nombre y apellidos) enfermo. Gracias te doy divino Jesús, pues mis palabras no serán en vano y mi oración tendrá buen fin.

Amén.

Hasta aquí llegamos en esta sección de nuestro portal. Si te agradaron los contenidos, y fueron de tu total utilidad, nos encantaría que por favor lo difundieras en las redes sociales, con tus amigos y conocidos, de esta forma nos ayudas a seguir creciendo y a compartir mejores recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *