Oraciones A San Francisco De Asís

oraciones 2019-05-07

Contenido

oracion san francisco de asis

Los franciscanos no la atribuyen a San Francisco sino la muestran en su “Directorio franciscano” como “Oración franciscana por la paz”, por reflejar el espíritu de la congregación. La oración de San Francisco de Agarráis, asimismo conocida como oración simple, pertence a las oraciones cristianas más utilizadas en el mundo entero. Fue adoptada por Alcohólicos Anónimos e dentro al programa de los 12 pasos de recuperación del alcoholismo.

oracion san francisco de asis

Lea mas sobre aqui.

Oraciones De La Ciudad De San Francisco De Asís Para Lograr La Gloria De Dios

Tiempo después, el sacerdote capuchino Etienne de París, director de la Orden Tercera, logró imprimir en Reims una estampa de san Francisco, con la invocación al Sagrado Corazón en su reverso. Al pie de la página destacaba que aquella oración había sido tomada de Le Souvenir Normand y era una síntesis especial del ideal franciscano que había que fomentar en el planeta de el día de hoy. Un par de semanas después, el 3 de febrero de 1916, el períodico parisino La Croix daba a entender que el 25 de enero el cardenal Pietro Gasparri había escrito al marqués de La Rochethulon et Grente, agradeciéndole el envío hecho a su Santidad.

La oración o rezo es un mensaje por el cual la multitud invoca un santurrón o una divinidad. Rezar significa repetir, citar, al paso que orar significa petición. Tras la oración del Padre Nuestro, la oración de San Francisco de Asís se encuentra dentro de las más conocidas por la facilidad, calidez y también intenciones que transmite su mensaje.

La cruz, la sabiduría de la cruz, este es el horrible secreto de Francisco. Un misterio inexplicable, que sobrepasa el comprensión humano y que sólo el Espíritu Santo puede instruir a quienes contemplan incansablemente el rostro del Crucificado Resucitado aceptando perderse en , para ofrecerse íntegramente a . Esta sabiduría se revela sólo a los pequeñísimos de corazón y de alma, ya sean enormes o pequeños según el mundo.

oracion san francisco de asis

Seráfico y glorioso Padre San Francisco y todos los Ángeles y Bienaventurados, interceded por mí. Y, lógicamente, tener el deseo ferviente de desapegarse del pecado. Esas condiciones se tienen la posibilidad de cumplir también unos días después aunque la comunión y la oración por el Papa se deba hacer en hoy. La breve Oración frente al Crucifijo de san Damián me llena de emoción cada vez que la pronuncio. Escrita en tiempo de pelea interior es intensamente conmovedora por el hecho de que es una oración de conversión. El sendero de San Francisco, como lo fue asimismo el de Santa Clara, es un camino fructífero, el de un peregrino que vivió con enorme facilidad y en maravillosa armonía con Dios, con el resto, con la naturaleza y consigo mismo como nos recordaba el Papa en su Encíclica Laudate Si.

Lea mas sobre oracionesasanalejo.com aqui.

San Francisco de Agarráis es uno de los personajes a los que la iglesia les tiene más devoción y no es en vano, ya que este beato fue el que dejó de lado el nombre con el que fue bautizado para llamarse Francisco y cumplir de este modo los deseos de Dios, dejando de lado las riquezas y otras pretensiones banales. En la actualidad es considerado como el patrono de los veterinarios y los animales. Y Vos, oh Reina de los Ángeles, interceded por mí, reemplazando, con vuestra vigorosa mediación, mis defectos en esta plegaria. Amantísimo asegurador de todas y cada una de las ánimas, bendito San José, amparadme con vuestra protección. Ángel de mi almacena, acompañadme en este santurrón ejercicio.

Antes de despedirnos, te recordamos que, según el Calendario Litúrgico oficial, la fecha para venerar a san Francisco son todos y cada uno de los 4 de octubre. eres nuestra promesa, eres nuestra fe, tú eres nuestra caridad, eres toda nuestra dulzura, tú eres nuestra vida eterna, grande y admirable Señor, Dios omnipotente, misericordioso Salvador. eres el cariño, la caridad; eres la sabiduría, tú eres la humildad, tú eres la paciencia, eres la belleza, eres la mansedumbre; eres la seguridad, tú eres el descanso, eres el gozo, eres nuestra esperanza y alegría, tú eres la justicia, tú eres la templanza, eres toda nuestra riqueza a satisfacción. Tú eres la hermosura, tú eres la mansedumbre, tú eres el protector, eres nuestro custodio y defensor; eres la fortaleza, eres el refrigerio.

  • Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar, ser comprendido, cuanto entender, ser amado, cuanto amar.
  • Tiempo después, el sacerdote capuchino Etienne de París, director de la Orden Tercera, logró imprimir en Reims una estampa de san Francisco, con la invocación al Sagrado Corazón en su reverso.

Por ello, estas oraciones son dirigidas a campos más espirituales que físicos, para que de esta manera se consiga una respuesta eficaz y rápida a las adversidades con las relaciones cariñosas y familiares que tienen la posibilidad de estar pasando por instantes realmente difíciles. Con esta oración se solicita tres elementos escenciales tranquilidad, valor y sabiduría para vivir mejor realizando el bien y convivir sanamente con el prójimo.

En el interior de esta pequeña capilla uno siente —y lo digo por vivencia propia— una gran felicidad espiritual. En este lugar solicitó san Francisco de Asís a Jesús, a través de la Reina de los Ángeles, la llamada «indulgencia de la Porciúncula», que el Papa Honorio III confirmó el 2 de agosto de 1216. Hoy se festeja la festividad de Nuestra Señora de los Ángeles, una celebración vinculada a la orden franciscana, que evoca el atractivo femenino de esta congregación establecida por san Francisco de Asís. Lleva directamente a la pureza de los orígenes de esta fundación del santo italiano que tiene a María como Madre y santa Clara como hermana. La conciencia viva de ser de Dios es algo que nos debe mover a sentir cotidianamente su presencia. O sea lo que sintió en su historia santa Clara —al igual que san Francisco, con el que le unía una bella amistad—. Ella misma en alguno de sus escritos manifestaba que la felicidad se consigue por la amistad con Dios; y desde esa amistad uno entiende la dulzura de Dios, que inunda toda el alma, morada y aposento de Dios.

oracion san francisco de asis

Lea mas sobre iglesia-cristiana.com aqui.

oracion san francisco de asis

Realiza un comentario