¿Qué dice la Biblia sobre el mal de ojo?

2020-07-31
Rate this post

Contenido

prayer for the evil eye and envy

El rabino Eliezer dice que un mal de ojo es peor que un mal amigo, un mal vecino o un mal corazón. En la región del Egeo y otras áreas donde los ojos de color claro son relativamente raros, se cree que las personas con ojos verdes, y especialmente ojos azules, otorgan la maldición, intencional o involuntariamente.

Alguien que tiene esta actitud en la vida se regocijará cuando su prójimo prospere; deseará lo mejor a todos. Un hombre con “mal de ojo” no sólo no sentirá gozo, sino que experimentará angustia real cuando otros prosperen, y se regocijará cuando otros sufran. Una persona de este carácter representa un gran peligro para nuestra pureza moral, según algunos judíos.

La idea aparece varias veces en la literatura rabínica judía. Era una creencia muy extendida entre muchas tribus y culturas mediterráneas y asiáticas. El mal de ojo es una maldición o leyenda supersticiosa que se cree que es lanzada por una mirada malévola, que generalmente se le da a una persona cuando no se da cuenta. Muchas culturas creen que recibir el mal de ojo causará desgracias o heridas, mientras que otras creen que es una especie de fuerza sobrenatural que arroja o refleja una mirada malévola sobre aquellos que desean hacer daño a los demás. Los talismanes o amuletos creados para proteger contra el mal de ojo también se denominan con frecuencia “ojos malvados”.

Explica por qué tales creencias y rituales han sobrevivido a los siglos. Frente a la ciencia del siglo XXI, evolucionada generaciones más tarde, hay algo que decir sobre el poder de un ritual de “curación”: el poder de la atención amorosa y afectuosa. El amor y la atención cuando no te sientes bien, como la sopa de pollo, ayudan mucho. Desde el Neolítico, la gente ha temido al mal de ojo, la mirada potente de una persona envidiosa, que se cree que causa enfermedad, sufrimiento o incluso la muerte. Después de leer este libro, nunca volverá a ver el mundo de la misma manera.

Video relacionado: Dua que te protege del mal

A veces, si el paciente comienza a enfermarse y alguien sabe que lo había mirado fijamente, generalmente un niño, si la persona que lo miró se acerca al niño y lo toca, la enfermedad del niño desaparece de inmediato y se libera la energía de Mal De Ojo. En México y América Central, se considera que los bebés corren un riesgo especial de mal de ojo y, a menudo, se les da una pulsera de amuleto como protección, generalmente con una mancha en forma de ojo pintada en el amuleto. El portador del mal de ojo, el jettatore, se describe con una apariencia facial sorprendente, cejas arqueadas y una mirada severa que salta de sus ojos negros. A menudo tiene reputación de estar involucrado clandestinamente con poderes oscuros y es objeto de chismes sobre tratos en magia y otras prácticas prohibidas.

  • La persona que lo quita luego quemará el artículo o lo desechará en un lugar donde no es probable que otras personas lo sellen.
  • Hay otra forma de “prueba” en la que el “curandero” prepara unos dientes perforando cada uno con un alfiler.
  • Luego enciende una vela y agarra un clavo de olor con unas tijeras.
  • La gente cuelga fotografías de ogros feroces y aterradores en sus casas o vehículos para protegerse del mal de ojo.
  • Las personas eliminan Drishti girando cualquiera de estos elementos y alrededor de la persona afectada.

De alguna manera, el Mal De Ojo se ha transferido al huevo y el paciente se recupera de inmediato. El huevo también se coloca en un vaso con agua, debajo de la cama y cerca de la cabeza, a veces se examina de inmediato o en la mañana y si el huevo parece cocido significa que sí tenían Mal de Ojo y el paciente empezará a sentirse mejor.

Una cura tradicional en las zonas rurales de México consiste en que un curandero pase un huevo de gallina crudo sobre el cuerpo de una víctima para absorber el poder de la persona con el mal de ojo. Posteriormente, el huevo se rompe en un vaso con agua y se coloca debajo de la cama del paciente cerca de la cabeza. A veces se revisa inmediatamente porque el huevo parece cocido. Cuando esto sucede, significa que el paciente tenía Mal De Ojo.

Duas contra el mal de ojo

La explicación científica de Plutarch afirmaba que los ojos eran la fuente principal, si no la única, de los rayos mortales que se suponía que brotaban como dardos envenenados de los recovecos internos de una persona que poseía el mal de ojo. Plutarco trató el fenómeno del mal de ojo como algo aparentemente inexplicable que es una fuente de asombro y causa de incredulidad. Plinio el Viejo describió la capacidad de ciertos encantadores africanos para tener el “poder de fascinación con los ojos e incluso pueden matar a aquellos en los que fijan su mirada”. La idea expresada por el término hace que muchas culturas diferentes adopten medidas de protección contra él. El concepto y su significado varían ampliamente entre las diferentes culturas, pero es especialmente prominente en el Mediterráneo y Asia occidental.

Comencé mi exploración con mi fuente inmediata, mi padre nacido en Italia de 92 años. Habían pasado muchos años desde que hablamos sobre la noción del mal de ojo y al sacar el tema, ambos nos reímos. Por horarios de misas en usa cierto, le dije que pensaba que podría tener el “mal’occhio”, ya que mi estómago no había estado bien últimamente. Él sonrió y dijo que no debí haber comido bien y la próxima vez miraré lo que comí.

prayer for the evil eye and envy

El mal de ojo se menciona varias veces en el clásico Pirkei Avot. En el Capítulo II, cinco discípulos del la virgen de guadalupe rabino Yochanan ben Zakai dan consejos sobre cómo seguir el buen camino en la vida y evitar el mal.

Cómo curar el mal de ojo

Los hombres exitosos que tienen un enorme magnetismo personal rápidamente ganan notoriedad como jettatori. El Papa Pío IX era temido por su mal de ojo, y todo un ciclo de historias sobre los desastres que ocurrieron a su paso fueron corrientes en Roma durante las últimas décadas del siglo XIX. Figuras públicas de todo tipo, desde poetas hasta gánsteres, han tenido sus habilidades especializadas atribuidas al poder de sus ojos. Algunos judíos creen que un “buen ojo” designa una actitud de buena voluntad y bondad hacia los demás.

Pero luego, solo para estar seguro, procedió a colocar su mano sobre mi cabeza y decir una oración ritual que le habían enseñado hace casi un siglo en Italia en un intento de hacer lo que un Tums no podía hacer. Fue un momento tierno que me llevó a recordar momentos de mi infancia en los que, en el ajetreado ritmo de la vida, algún pariente anciano se tomó el tiempo de ver si tenías mal de ojo en lugar de conseguirte una aspirina. El ritual “anti mal’occhio” siempre lo realizaba alguna persona mayor materna / paterna con la confianza de que después de sus palabras estarías bien. Hay algo que decir acerca de cuán poderosas pueden llegar a ser tanto la atención como la atención afectiva a algo tan básico como un dolor de cabeza o una dolencia de estómago.

prayer for the evil eye and envy

El encanto fálico llamado fascinum en latín, del verbo fascinare, “lanzar un hechizo” (el origen de la palabra inglesa “fascinate”) es un ejemplo de un objeto apotropaico usado contra el mal de ojo. Se han encontrado en toda Europa y en el Medio Oriente a partir de contextos que datan del siglo I a.C. al siglo IV d.C. Los amuletos fálicos eran a menudo objetos de adorno personal, pero también aparecían como tallas de piedra en edificios, mosaicos y campanillas de viento. Ejemplos de tallas fálicas en piedra, como las de Leptis Magna, representan un falo incorpóreo que ataca al mal de ojo eyaculando hacia él. Los autores clásicos intentaron tanto describir como explicar la función del mal de ojo.

Realiza un comentario