Salmo 91 Kjv

2020-08-14

Contenido

Índice de contenidos

Salmo 91

Psalm 91

E invócame en el día de la angustia; Yo te libraré y tú me glorificarás. No fue porque eras más en número que cualquier otro pueblo que el Señor puso su amor en ti y te eligió, porque eras el más pequeño de todos los pueblos.

Psalm 91

Timoteo

Diré al Señor: “Mi refugio y mi fortaleza, mi Dios, en quien confío. Él te librará de seis angustias; en siete ningún mal te tocará.

טכִּי-אַתָּה יְהוָה מַחְסִי; עֶלְיוֹן, שַׂמְתָּ מְעוֹנֶךָ .9 Porque tú has puesto al SEÑOR, mi refugio, al Altísimo por tu morada. דבְּאֶבְרָתוֹ, יָסֶךְ לָךְ – וְתַחַת-כְּנָפָיו תֶּחְסֶה; צִנָּה וְסֹחֵרָה אֲמִתּוֹ .4 Él te cubrirá con sus alas, y debajo de sus alas te refugiarás; Su verdad es escudo y adarga. גכִּי הוּא יַצִּילְךָ, מִפַּח יָקוּשׁ; מִדֶּבֶר הַוּוֹת .3 para que él te libere de la trampa del cazador y de la pestilencia maligna. Hay un lugar en Dios donde Él nos cubre con Sus alas y hacemos de Él nuestra morada.

Psalm 91

Solo en ese lugar, hay un mayor nivel de protección y libertad. Allí, Él verdaderamente se convierte en nuestro refugio. gloria rezo Nada puede detenernos o tocarnos en esa morada. Dios quiere que moremos y permanezcamos en Su presencia.

El Señor es mi roca y mi fortaleza y mi libertador, mi Dios, mi roca, en quien me refugio, mi escudo, y el cuerno de mi salvación, mi fortaleza. Esta semana, M, de Wilmington, Carolina del Norte, escribe sobre su amor por el Salmo 91: Es una buena y oportuna elección gloria rezo con sus referencias a “la pestilencia pestilente”. Se ha observado maravillosamente que las últimas palabras de este salmo no son dichas por el pueblo de Dios, sino por el pueblo de Dios. Te llevarán en sus manos, para que no tropieces con tu pie en piedra.

  • Finalmente, el conflicto del creyente termina; ha terminado para siempre con la angustia, el pecado y la tentación.
  • Así que las palabras, según Kimchi, también están dirigidas al buen hombre; dando la razón de su seguridad, porque confía en el Señor y se pone bajo su protección.
  • Pero el malvado no se satisface ni siquiera con una larga vida.
  • Y también lo son las palabras del buen hombre que confía en el Señor.
  • O más bien del salmista mismo, viendo su seguridad en medio del peligro y atribuyéndola al Señor.

Hay una demora, una permanencia y una vida constante y protección en la presencia de Dios. Cuando la vida se agota y parece que no hay tiempo ni lugar para descansar, estas palabras son reconfortantes, reconfortantes y alentadoras. Cuando las cosas parecen ir peor, tiendo a ponerme un poco negativo, y la mayoría de nosotros somos así. Nuestra tendencia natural es deprimirnos y perdernos de lo que Dios puede estar haciendo en nuestra situación. En aquellos tiempos antiguos las ciudades o naciones solían tener fortalezas o torres.

Psalm 91

Se caracterizaban por paredes gruesas y partes elevadas en la pared donde un vigilante se paraba para observar y alertar a las personas en caso de que se acercara algún peligro. Por largos días y años de vida y paz te sumarán. Te pidió la vida; se lo diste, largos días para siempre jamás.

Realiza un comentario